Consejería de Derechos Sociales y Bienestar del Principado de Asturias
 

Subir al inicio de la web

La coordinación sociosanitaria en el Principado de Asturias: evolución y próximas acciones.

La coordinación intersectorial es un instrumento clave para el desarrollo de políticas sociales y para la articulación eficiente y sostenible de los sistemas implicados. En este sentido,  en los últimos años en el Principado de Asturias se ha venido desarrollado una estrategia de coordinación sociosanitaria que tiene por objetivo sentar las bases sobre las que construir cambios estructurales en ambos sistemas a fin de poder hacer frente a los nuevos desafíos y transformaciones demográficas y sociales. El progresivo envejecimiento poblacional, incremento de la cronicidad y de las situaciones de dependencia, intensificación de situaciones soledad y aislamiento o el abordaje de la exclusión social severa están haciendo emerger necesidades específicas a abordar por ambos sistemas.

Dicha estrategia se fundamenta en dos pilares básicos: el desarrollo de estructuras estables de coordinación y la puesta en marcha de acciones estratégicas coordinadas.

Imagen General

En 2016, por medio de la aprobación del Decreto 70/2016, de 23 de noviembre, por el que se establecen órganos de planificación y apoyo para la mejora de la atención y coordinación sociosanitaria en el Principado de Asturias, se pusieron en marcha dispositivos de coordinación, tanto en el ámbito de la dirección y planificación como en el de la atención directa a las personas usuarias. Los departamentos y administraciones implicadas en este proyecto son las consejerías con competencias en materia de salud y de servicios sociales, así como los Ayuntamientos como responsables de los Servicios Sociales Municipales.

 

 

 

 

 

Órganos de la  estructura de coordinación sociosanitaria en Asturias

Fuente: Elaboración propia Fuente: Elaboración propia
Imagen: Plan Sociosanitario del Principado de Asturias 2019-2021 Imagen: Plan Sociosanitario del Principado de Asturias 2019-2021

La estructura se basa en la coordinación de los sistemas y de los servicios ya existentes previendo la participación de las redes formales e informales de apoyo. Ella ha sido la encargada del diseño e implementación del primer Plan Sociosanitario del Principado de Asturias (2019-2021), el cual recoge un conjunto de acciones dirigidas a implementar una atención sociosanitaria coordinada y estable.

El plan establece un modelo de atención, definiendo un ámbito compartido de actuación entre ambos sistemas, dirigiéndose a lograr la continuidad de la atención a personas con necesidades simultáneas sociales y de salud, mejorar la eficacia y eficiencia de ambos sistemas o establecer sistemas de información compartidos, entre otros objetivos. Sin duda, ha supuesto un impulso decisivo para la coordinación intersectorial.

En 2022, una vez finalizada su vigencia, se llevado a cabo su evaluación final para recoger y analizar las evidencias en su implementación, así como documentar el impacto de la gestión de la pandemia por la COVID19 en la coordinación sociosanitaria. Esta información servirá de base para el establecimiento de las conclusiones que orientarán el diseño del II Plan Sociosanitario del Principado de Asturias.

El informe final de evaluación recoge la revisión y análisis de la información disponible y el análisis cuantitativo y cualitativo del cumplimiento de los indicadores de monitorización.

El análisis cuantitativo de los 112 indicadores revela que el 72 % de los indicadores se han cumplido de manera completa o parcial, el 19 % no pueden ser evaluados por falta de datos para su análisis (falta de registros específicos, limitaciones en los sistemas de información que impiden su explotación, etc.) y  el 9% no han podido llevarse a cabo.

En relación al análisis cualitativo del cumplimiento de acciones cabe destacar:

Dentro de la línea estratégica de actuación con colectivos diana, pese a las limitaciones en la actividad impuestas por la pandemia COVID19, se han realizado o cumplido parcialmente diversas medidas como la implantación de la estrategia ESTRENA, la participación en redes europeas, la puesta en marcha de la unidad de convalecencia en el CPR La Mixta o la elaboración de protocolos coordinados de cuidados, creación de plazas psicogeriátricas, implantación  y/o difusión de protocolos para la atención a personas que sufren situaciones de violencia, medidas para mejorar la salud oral o la atención a personas en final de vida, la puesta en marcha del Centro Referencia Estatal de Langreo (CREDINE), etc.

Será preciso continuar con la implementación de acciones en el ámbito de la atención a personas en situación de dependencia, con especial atención a la puesta en marcha de programas de prevención, la implementación de un sistema coordinado de orientación y apoyo a cuidadores familiares, así como el abordaje coordinado de las situaciones de riesgo y exclusión social y la atención a la población menor de edad.

En relación a la segunda línea, sistema de información sociosanitario, se ha venido trabajando en el desarrollo del proyecto Historia Social única Electrónica (HSUE) y llevado a cabo avances en la integración de los sistemas de información siendo necesario proseguir el trabajo iniciado en el siguiente plan.

Respecto a la tercera línea de acción, actuaciones de apoyo interinstitucional entre servicios sociales y sanitarios, se han llevado a cabo actuaciones previas para lograr sistemas comunes de aprovisionamiento de material, compra unitaria, uso compartido de tecnologías y dispositivos.

Las medidas previstas en la línea 4 como la difusión del plan o el desarrollo de una plan de formación sociosanitario se han cumplido íntegramente, estimándose necesario avanzar en la coordinación de los comités de ética.

Por último, las estructuras de apoyo al plan sociosanitario, recogidas en la línea 5, se han constituido y mantenido su actividad, si bien claramente condicionadas por la gestión de la pandemia. Por ello se hace necesario reforzar su coordinación revitalizando su funcionamiento, así como profundizar en la coordinación con el tercer sector. 

En relación a la gestión de la pandemia por la COVID19 el informe de evaluación documenta el trabajo desarrollado, ya que se estima que la limitación más relevante a la hora de avanzar en la consecución de los objetivos del Plan han sido las sucesivas olas de la pandemia por el SARS-CoV-2, tanto por las restricciones impuestas como por la atención masiva que hubo que prestar a las personas afectadas, ocupando gran parte de la actividad de los órganos de coordinación sociosanitaria.

Imagen general

Cabe señalar así mismo que los grupos de trabajo constituidos para el desarrollo de medidas de especial complejidad han desarrollado durante estos dos años trabajos previos para la implementación de acciones así como propuestas de mejora a desarrollar: creación de dispositivos de atención para dar respuesta a nuevas necesidades, actualización y flexibilización normativa, implementación de modelos de informe unificados, etc.

Tomando en consideración los resultados de la evaluación, el inminente cambio normativo en la definición de la prestación de atención sociosanitaria prevista en la  Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, así como el marco estratégico existente en el Principado de Asturias con alto impacto en la coordinación sociosanitaria (planes sectoriales de salud y servicios sociales a nivel de nacional y autonómico, Plan Demográfico del Principado de Asturias, estrategias de transformación digital e innovación, etc.) la estructura de coordinación ha comenzado a trabajar en el diseño del II Plan Sociosanitario del Principado de Asturias (2022-2030).

El nuevo plan recogerá la experiencia acumulada y los logros alcanzados en estos años continuando con la labor de vertebración del modelo de coordinación sociosanitaria, bajo un enfoque de viabilidad, sostenibilidad y transversalidad,  con un especial esfuerzo de actuación en los niveles organizativos y asistenciales en los próximos años.

Así, su diseño preliminar señala 3 grandes líneas estratégicas de acción:

·         Gobernanza sociosanitaria, en la que se abordará el funcionamiento de las estructuras y la participación de la iniciativa privada

·         Innovación y transformación digital

·         Acción frente a desafíos y nuevas necesidades emergentes en el ámbito sociosanitario, previéndose tres grandes ámbitos de actuación: autonomía y cuidados, participación, cohesión e inclusión y atención específica a la infancia y familia.

Por tanto, dado su horizonte temporal en 2030, en los próximos años en Asturias se continuará trabajando para reforzar los sistemas de salud y de servicios sociales en la prevención y abordaje conjunto de las necesidades de salud y sociales derivadas de las transformaciones demográficas, económicas y sociales, y de las futuras situaciones de emergencia sanitaria. 

Bibliografía

IMSERSO, (2011). Libro blanco de la coordinación sociosanitaria en España. Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. www.imserso.es/InterPresent2/groups/imserso/documents/binario/asociosanitaria2011.pdf

Gobierno del Principado de Asturias (2009). Plan Sociosanitario del Principado de Asturias2019-2021. Serie: Planes y Programas. Consejería de Servicios y Derechos Sociales del Principado de Asturias. www.socialasturias.es/plansociosanitario

Consejería de Derechos Sociales y Bienestar del Principado de Asturias
Mantente informado con nuestro boletín