Consejería de Derechos Sociales y Bienestar del Principado de Asturias

Subir al inicio de la web

Buena práctica: SisVAT-COVID19 Sistema de vigilancia y alerta temprana en el Sistema Asturiano de Servicios Sociales

lupa

Begoña López González. Dra Sociología. Responsable del OBSERSERVASS.

Luis Miguel Bermúdez Álvarez. Jefe de negociado de Planificación e Innovación Social.

Jimena Pascual Fernández. Directora General de Planificación, Ordenación y Adaptación al Cambio Social.

Resumen:

Con este artículo se busca dejar constancia de la experiencia adquirida por la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar y la Consejería de Salud en la articulación urgente de un Sistema de Alerta Temprana para gestión de la crisis COVID19 bajo el marco de la coordinación sociosanitaria en los centros residenciales de servicios sociales para personas mayores, menores y personas con discapacidad.

Palabras clave: sistema de información, COVID19, personas mayores, centros residenciales.

Antecedentes

La irrupción del COVID19 a finales de febrero en el escenario nacional ha supuesto un desafío para nuestras Administraciones Públicas al cambiar repentinamente el escenario en el que venían operando. La atención a las personas de la que se encargan los sistemas de protección social se volvió especialmente compleja como consecuencia de la expansión de la pandemia, que planteaba desafíos tanto en el plano de la protección de las personas usuarias como de los y las profesionales de los propios sistemas y de la ciudadanía en general. En el caso del sistema de servicios sociales, buena parte de los esfuerzos se orientaron a minimizar el impacto del virus en sus dispositivos residenciales.

En la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias el nivel de envejecimiento de la población se entendía como una dificultad añadida para la gestión de la población, por cuanto la edad se consideró desde el principio un factor de vulnerabilidad frente a la COVID19.

Los dispositivos residenciales de personas mayores del sistema público asturiano de servicios sociales contaban 2.841 personas usuarias repartidas en los 34 centros de la red pública autonómica. A los que cabe sumar, 206 centros de naturaleza pública local y privada, que contabilizan otras 10.158 personas usuarias. Los y las 7.292 profesionales vinculados a estos centros también requerían protección frente a la pandemia puesto que pasaban a primera línea de la batalla contra la COVID19.

Cuadro 1. Residencias de servicios sociales para personas mayores. Centros, usuarios/as y profesionales según naturaleza. Asturias, marzo 2020 Cuadro 1. Residencias de servicios sociales para personas mayores. Centros, usuarios/as y profesionales según naturaleza. Asturias, marzo 2020

Sistema de Alerta Temprana COVID19 en el Sistema Asturiano de Servicios Sociales

El Sistema de Vigilancia y Alerta Temprana COVID19 en Centros Residenciales de Servicios Sociales (SisVAT-COVID19) se ha diseñado para facilitar la toma de decisiones ágil y el establecimiento de medidas oportunas de acuerdo con las directrices de Salud Pública en función del estado de situación de los centros frente a la pandemia, mediante la recopilación y el análisis de un conjunto amplio de indicadores diseñados para monitorizar la situación de residentes y profesionales.

El SisVAT-COVID19 permite establecer un canal de comunicación online desde la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar con cada centro residencial que opera en el Comunidad Autónoma. A través de un formulario online, el personal responsable de los centros residenciales notifica a la Dirección General de Planificación, Ordenación y Adaptación al Cambio Social la situación particular de su centro.

Esta comunicación se realiza diariamente, en el caso de los centros públicos desde el 16 de marzo y en el de los privados, desde el 22 de marzo. Entre los días 16 y 31 de marzo los centros se remitían la información dos veces al día (12h00 y 17h00). A partir del 1 de abril, y dadas las circunstancias de sobrecarga del Sistema, se redujo la comunicación a un único envío diario que recoge la casuística acontecida en las últimas 24 horas de atención.

El procedimiento de comunicación no sólo contaba con la recogida de la información, sino que se puso en marcha un mecanismo de consolidación y análisis de datos con la ayuda del Servicio de Inspección y Acreditación dependiente de la Dirección General de Gestión de Derechos Sociales y de la Gerencia del ERA. Se contrastaron todos los datos de cada centro, de forma individual, que no pasaban una primera verificación realizada desde el Observatorio Asturiano de Servicios Sociales.

El SisVAT-COVID19 está diseñado con el objeto de:

• Informar a la DG.  de Salud Pública de la situación epidemiológica de los centros, donde se hace un contraste de verificación.
• Colaborar en el diseño de medidas y protocolos en función de la situación de los centros en coordinación sociosanitaria.
• Dar cumplimiento a los requerimientos de información del Ministerio de Sanidad tras la publicación de Orden SND/275/2020, de 23 de marzo, y posteriores en cuanto al suministro de información en el ámbito de los centros de servicios sociales de carácter residencial en relación con la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.
• Evaluar el impacto de COVID entre las personas residentes de los centros.

Toma de decisiones en el marco de la Coordinación Sociosanitaria

Tal y como se expuso anteriormente, el SisVAT-COVID19 nace con objeto de notificar a Salud Pública la existencia de brotes en centros residenciales. En origen, la información recopilada permitía conocer casi en tiempo real la situación epidemiológica de los centros. Dado que no existían indicadores definidos, en un primer momento se establecieron unos indicadores de alerta temprana:

Toma de decisiones

• Número de camas libres
• Número de EPIs disponibles
• Necesidad de coberturas de profesionales por baja médica [Médico/a]
• Necesidad de coberturas de profesionales por baja médica [Enfermero/a]
• Necesidad de coberturas de profesionales por baja médica [ATS]
• Necesidad de coberturas de profesionales por baja médica [Aux. enfermería]
• Necesidad de coberturas de profesionales por baja médica [Técnico educación infantil]
• Necesidad de coberturas de profesionales por baja médica [Educador/a]
• Necesidad de coberturas de profesionales por baja médica [Aux. educador/a]
• Necesidad de coberturas de profesionales por baja médica [Cocinero/a]
• Necesidad de coberturas de profesionales por baja médica [Operario/a]
• Necesidad de coberturas de profesionales por baja médica [Vigilante]
• Necesidad de coberturas de profesionales por baja médica [Ordenanza]
• Número de casos sospechosos
• Número de casos confirmados
• Número de profesionales aislados
• Número de profesionales con sospecha
• Día y hora de recogida de la muestra
• Otros días/horas
• Número de profesionales confirmados
• Día y hora del resultado positivo
• Otros días/horas
• Otra necesidad urgente

A partir de la Orden SND/275/2020, de 23 de marzo, el SisVAT-COVID19 evoluciona, recabando los indicadores de obligada notificación para lo cual los respectivos Servicios de Inspección, de Derechos Sociales y de Salud, se coordinan para adaptar el sistema a las nuevas necesidades de información. Se incorporan al sistema nuevos indicadores, modificando su definición y eliminando aquellos que en este momento de gestión de crisis, se consideran innecesarios.

• Plazas instaladas
• Está el centro intervenido por la Consejería de Salud
• Número de mujeres residentes en el momento actual
• Número de hombres residentes en el momento actual
• Tipo de aislamiento de residentes en caso de sospecha por sintomatología o por COVID19
• Sin síntomas y sin contacto estrecho con caso probable o confirmado
• Sin síntomas en aislamiento preventivo por contacto estrecho con caso posible o confirmado
• Con síntomas compatibles con el COVID-19
• Número de residentes testados (PCR/Test rápido/anticuerpos)
• Casos confirmados acumulados de COVID-19. Valor acumulado
• Recuperados de COVID-19. Valor acumulado
• Nº de fallecimientos por cualquier causa desde el 8 de marzo. Valor acumulado
• Nº de fallecimientos por/con COVID-19 confirmados desde el 8 de marzo. Valor acumulado
• Número de médicos/as en plantilla
• Número de enfermeras/os en plantilla
• Número de auxiliares de enfermería en plantilla
• Número de profesionales de otras categorías en plantilla
• ¿Hay profesionales sin síntomas que hayan tenido contacto estrecho con caso posible o confirmado?
• Número de Médicos/as sin síntomas
• Número de enfermeras/os sin síntomas
• Número de auxiliares de enfermería sin síntomas
• Número de profesionales de otras categorías sin síntomas
• ¿Hay profesionales con síntomas compatibles con COVID-19?
• Número de Médicos/as con síntomas
• Número de enfermeras/os con síntomas
• Número de auxiliares de enfermería con síntomas
• Número de profesionales de otras categorías con síntomas
• ¿Hay o hubo profesionales con confirmación prueba COVID-19 positivo?
• Número de Médicos/as confirmados
• Número de enfermeras/os confirmados
• Número de auxiliares de enfermería confirmados
• Número de profesionales de otras categorías confirmados
• Número de profesionales recuperados

De esta forma, los nuevos indicadores continúan recogiéndose por parte del personal técnico de Observatorio de Servicios Sociales quien remite el informe completo a Inspección Sanitaria quien, en coordinación con Derechos Sociales utiliza los informes en dos direcciones:

• Control y verificación del cumplimiento con la Orden Ministerial.
• Priorización de intervenciones en función de la situación epidemiológica de los centros residenciales.
Esta información facilitó hasta el 31 de marzo la intervención sanitaria priorizada en función de la situación epidemiológica de los centros, permitiendo gestionar los recursos sanitarios de forma eficaz, eficiente y sostenible. Las principales medidas que se establecieron fueron las siguientes:

• Reparto de material de protección a través de las áreas sanitarias a centros públicos y privados de personas mayores, con discapacidad o menores.
• Definición de medidas y protocolos en función de la ampliación de la información.
• Orientación, asesoramiento y acompañamiento en la aplicación de protocolos.
• Gestión de casos con urgencia social.
• Derivaciones a hospital o medicalización de centros.
• Derivaciones a Arcas de Noé.
• Intervención asistencial.


En este último punto, aclarar que se parte de un tratamiento equitativo de los centros, independientemente de su modelo de gestión, ya que se contemplan las medidas en base a la protección de su población residente por su alta vulnerabilidad ante la pandemia. Es importante precisar que la definición de intervención responde a la actuación de personal del Servicio de Salud del Principado de Asturias tras la identificación de situaciones de riesgo ante la pandemia. Es decir, no se trató de actuaciones sancionadoras sino de un apoyo y acompañamiento a la dirección asistencial de los centros con la incorporación de personal de enfermería formado para la gestión y aplicación de protocolos COVID.

Recuadro 1. Resumen de datos publicado en abierto diariamente a través de www.socialasturias.es Recuadro 1. Resumen de datos publicado en abierto diariamente a través de www.socialasturias.es

Veracidad de los datos y transparencia en la gestión de la crisis COVID

Las personas responsables de la dirección de los centros residenciales de personas mayores, menores y discapacidad son la fuente principal de información por lo que la veracidad de la información que ofrece el informe descansa en la fidelidad con la que estos responsables han facilitado la información a través del formulario online establecido a tal efecto. El Servicio de Inspección y Acreditación de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar se ha encargado de las labores de consolidación y verificación de los datos que permite minimizar los errores para una mejor calidad de la información recogida así como vigilar por el cumplimiento de la Orden Ministerial 275/2020. A partir de la información recibida y con objeto de garantizar la transparencia en cuanto a la gestión de la crisis COVID en los centros residenciales, se elabora el INFORME DIARIO SOBRE LA EVOLUCIÓN DEL COVID19 EN CENTROS RESIDENCIALES PARA PERSONAS MAYORES que da cuenta sobre la incidencia del COVID19 en la población usuaria de dichos dispositivos ubicados en el Principado de Asturias, tanto de naturaleza pública como privada. Este informe se actualizaba diariamente y se publica en la web de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar (www.socialasturias.es) hasta la finalización del Estado de Alarma. Igualmente se enviaba diariamente a fiscalía general de forma proactiva para garantizar la adecuación de las medidas a la situación epidemiológica de los centros residenciales.

Además, de la batería de datos resumidos en el Recuadro 1, los informes se acompañaban de gráficos en los que podían verse las curvas de evolución de los casos confirmados, recuperados y fallecidos, tanto en el recuento diario como para el conjunto del período. Ofreciendo de este modo al público las curvas de impacto de la pandemia en los dispositivos residenciales para personas mayores de la región.

Cada actualización responde a la información comunicada en las últimas 24 horas. Más concretamente, resume el estado en cada caso entre las 17.00 horas del día anterior y las 17.00 del día que se publica el informe.

No obstante, en todo momento, se consideró, como fuente oficial de información epidemiológica, la Dirección General de Salud Pública. Por lo que la información ofrecida en esta serie de informes quedaba sujeta a permanente revisión y depuración realizada bajo el marco de la Coordinación Sociosanitaria.

Al tratarse de información obtenida a partir de las personas responsables de los centros residenciales de servicios sociales, en ocasiones esta ha podido diferir de la que estaba recibiendo el Servicio de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública a través de los sistemas de información de las unidades de laboratorio (confirmaciones o descartes de fallecimientos por COVID19, nuevos casos, etc.).

Por ello, con objeto de garantizar la veracidad de los datos y con objeto de vigilar el cumplimiento con la Orden Ministerial 275/2020, el proceso de depuración y consolidación de la información a partir del 23 de abril se realizó bajo la coordinación técnica del Servicio de Planificación e Innovación y el Servicio de Epidemiología cuyo personal técnico mantuvo reuniones periódicas que permitieron confirmar el número de fallecimientos determinados COVID así como verificar la notificación de casos con el Servicio de Epidemiología, revisando caso por caso los resultados de laboratorio y confirmando, así mismo, la identificación y control de casos.

Esta coordinación permite a su vez determinar las definiciones de indicadores considerándose:

• Casos confirmados COVID19: se consideran casos confirmados COVID19 a todas las personas usuarias de centros residenciales que han sido sometidos a prueba y cuyo resultado positivo ha sido notificado a la dirección del centro.
• Casos activos: se consideran casos activos a todos las personas residentes y profesionales que no han sido notificados como recuperados o fallecidos.
• Fallecidos COVID19: se consideran personas fallecidas por COVID19 a todas aquellas personas residentes y profesionales que fallecen habiendo dado positivo en un test de COVID19. En la cuenta de fallecidos opera el principio de precaución, por lo que ante la duda se considera fallecido por COVID19. En los casos de deceso de la persona usuaria fuera del centro residencial (i.e. centro hospitalario o durante el traslado sanitario), el fallecimiento puede verse notificado en una actualización del informe posterior al del día del suceso. Esto es así debido al tiempo necesario para la notificación oficial del deceso por parte de la institución sanitaria o la familia de la persona residente al centro.
Esta verificación permitió el envío de información contrastada periódico, todos los martes y viernes, al Ministerio de Sanidad.

Conclusiones

El SisVAT-COVID19 ha sido un instrumento eficaz para la identificación de brotes de forma temprana durante las primeras semanas de la pandemia. Ha sido una herramienta determinante para el seguimiento de la situación individual de cada centro residencial, público o privado, de nuestra comunidad autónoma, así como en la confirmación de casos compatibles. Además, ha permitido la toma de decisiones eficaces basada en datos, mantener informada a la ciudadanía, los y las profesionales y familiares de las personas usuarias, y cumplir puntualmente con la obligación impuesta por la Orden Ministerial 275/2020 de 23 de marzo, por la que se establecen medidas complementarias de carácter organizativo, así como de suministro de información en el ámbito de los centros de servicios sociales de carácter residencial en relación con la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 que establecía la obligación para las Comunidades Autónomas de trasladar semanalmente la información al Ministerio de Sanidad.

Bibliografía

Vota          
Resultado  9 votos
Consejería de Derechos Sociales y Bienestar del Principado de Asturias
Mantente informado con nuestro boletín