Consejería de Servicios y Derechos Sociales del Principado de Asturias

Subir al inicio de la web

Sentencias judiciales en lectura fácil: una solución para el acceso a la justicia de las personas con dificultades de comprensión

Imagen 1. Lectura fácil Imagen 1. Lectura fácil

Introducción

El proyecto de adaptación de sentencias judiciales a lectura fácil ha supuesto un importante avance en el acceso a la justicia de toda la ciudadanía, siento este un principio básico del Estado de Derecho. Un instrumento esencial para hacer valer los demás derechos humanos, para reestablecer derechos, resarcir a las víctimas, reconocer a la persona y hacer frente a la discriminación. (Araoz de, I.2018).

La lectura fácil es una técnica de redacción de textos orientada a un grupo amplio de personas con dificultades de comprensión lectora entre los que se encuentran personas con discapacidad intelectual, personas con sordera prelocutiva, con dislexia, con trastorno de déficit de atención e hiperactividad, inmigrantes recientes de habla diferente al país de acogida, personas mayores o con baja alfabetización, entre otros. En total, una cuarta parte de la población, según fuentes citadas por la International Federation of Library y Associations and Institutions (IFLA) (2010:7). Por tanto, la lectura fácil puede ser una de las posibles alternativas para satisfacer las necesidades lectoras de todos estos colectivos.

Esta metodología nació en Suecia en los años 60, concebida como una “adaptación que hace más fácil tanto la lectura como la comprensión que debe tener en cuenta el contenido, el lenguaje, las ilustraciones y la maquetación” (IFLA, 2010:6). Por lo tanto, esta explicación se centra en transformar un texto para que sea más accesible a un amplio abanico de colectivos con dificultades de compresión. Desde Plena inclusión también subrayamos que esta adaptación no supone crear un documento más simple, sino más sencillo.

Cuenta la lectura fácil con dos referencias fundamentales. Por una parte, las «Directrices para materiales en lectura fácil», de la IFLA, y las pautas tituladas «El camino más fácil», publicadas por la Asociación Europea ISLMH (hoy, Inclusion Europe), que se basan en las pautas de la IFLA y aportan más matices (García Muñóz, Óscar, 2012: 65).

Inclusion Europe, es federación europea de apoyo a personas con discapacidad intelectual y sus familias, dentro de la cual se integra Plena Inclusión. Esta organización publicó en 2013 las Pautas Información Para Todos dentro del proyecto europeo Pathways y que ha sido traducido por Plena inclusión. Se convirtió este documento en la referencia habitual dentro de Plena Inclusión, que implican tanto unas normas de redacción y diseño para las adaptaciones, como la validación de los textos por parte de grupos de personas con dificultades de comprensión lectora.

A esta publicación le han seguido otras, como la Validación de Textos en Lectura Fácil de Plena inclusión Madrid que aborda de manera específica el trabajo de los grupos de validación. Estos grupos, creados dentro de Plena Inclusión, están formados por personas con discapacidad intelectual y diferente nivel de comprensión lectora que comprueban la correcta aplicación de las pautas y la comprensión del texto. La validación es una parte esencial del método de lectura fácil.

Por otro lado, atendiendo al ámbito estrictamente jurídico, hay dos hitos fundamentales. Uno es la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, que en su artículo 13 establece que “Los Estados Partes asegurarán que las personas con discapacidad tengan acceso a la justicia en igualdad de condiciones con las demás, incluso mediante ajustes de procedimiento.” Este artículo junto al artículo 9 sobre accesibilidad, establece el derecho de todas las personas a obtener una información accesible y ajustada a sus concretas circunstancias personales. (Naciones Unidas, 2006).

Junto a la Convención y ya estrictamente en el ámbito español, tenemos la Carta de Derechos de los Ciudadanos ante la Justicia que establece desde hace ya diecisiete años, el derecho de la ciudadanía a obtener información clara y transparente. Concretamente en el punto 7 de dicha Carta se recoge  que “el ciudadano tiene derecho a que las sentencias y demás resoluciones judiciales se redacten de tal forma que sean comprensibles por sus destinatarios, empleando una sintaxis y estructura sencillas, sin perjuicio de su rigor técnico.” (Ministerio de Justicia, 2002)

Finalmente, y junto a todo lo señalado con anterioridad, hay que destacar que Plena inclusión (antes FEAPS) ya incluye desde 2006, la lectura fácil dentro de su Plan Estratégico. En la búsqueda del cumplimiento de su misión que, en este caso, sería mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual a través de la creación de apoyos que faciliten su acceso a la justicia, Plena inclusión Asturias lo amplía también a otros colectivos con dificultades de comprensión, demostrando la necesidad existente y la posibilidad de dar una respuesta eficiente a la misma.

Objetivo

El objetivo es facilitar a personas con dificultades de comprensión, el entendimiento de documentos que afectan de manera muy importante a sus vidas, como es el caso de las sentencias de modificación de la capacidad jurídica.

Metodología

Uno de los aspectos más destacables de este proyecto, es que por primera vez todas las partes implicadas en un juicio sobre una modificación de la capacidad jurídica, están informadas del proyecto. Es decir, ya en la Vista Oral la Magistrada informa a todas las partes implicadas, demandante, demandada y a sus respectivos representantes, de que existe la posibilidad de adaptar el fallo de la sentencia a lectura fácil y han de estar de acuerdo con la realización del trabajo.

Una vez que la sentencia llega a Plena inclusión Asturias comienza el protocolo de actuación para su adaptación a lectura fácil, metodología que consta de dos procedimientos:

1. La adaptación del texto a lectura fácil por parte de técnicos que previamente han sido formados en la metodología, pautas de redacción y procesos de adaptación.

2. La validación del texto por parte de personas con discapacidad intelectual, también formadas previamente en este trabajo y que son finalmente, las que deciden si el texto adaptado a lectura fácil se comprende o no. Las personas beneficiarias de esta metodología son quienes tienen la última palabra sobre el rigor y validez del documento en lectura fácil.

El itinerario desde que Plena inclusión Asturias recibe la sentencia original hasta que esta se envía a su destinatario con el fallo de la misma en lectura fácil es el siguiente:

1. Lectura y comprensión de la sentencia para valorar el nivel de adaptación del texto teniendo en cuenta las capacidades cognitivas de la persona.

2. Adaptación del fallo de la sentencia por parte del adaptador.

3. Validación del texto adaptado por parte del grupo de validación.

4. Revisión por parte del adaptador de los cambios sugeridos por el grupo de validación.

5. Segunda validación por parte del grupo con los cambios realizados por el adaptador.

6. Envío de la sentencia al juzgado para su revisión por parte de la Magistrada.

7. Envío de la sentencia original junto al documento con el fallo de la misma adaptado a lectura fácil.

De esta manera se cumplen las pautas de lectura fácil en cuanto a adaptación y a la obligatoriedad de incluir a personas con discapacidad intelectual en el proceso de validación; la garantía de que las personas con dificultades de compresión van a entender la sentencia y el rigor jurídico del nuevo documento, que si bien no tiene validez legal, sí respeta la esencia jurídica del documento original gracias a la consulta de grupos asesores en la materia y la revisión final por parte de la Magistrada.

Imagen 2. Fallo de sentencia original Imagen 2. Fallo de sentencia original
Imagen 3.  Documento informativo. Versión lectura fácil Imagen 3.  Documento informativo. Versión lectura fácil

Resultados

La mayoría de las persona ajenas al mundo jurídico tiene problemas para entender el lenguaje judicial, y en el caso de las personas con dificultades de comprensión esa barrera se agrava. Es fundamental que la persona cuya capacidad se va a determinar tenga a su alcance toda la información jurídica necesaria y adecuada para saber qué hacer en las situaciones que se plantearán a lo largo de su vida a partir de ese momento.

 Como se mencionaba con anterioridad, todas las partes implicadas han de estar de acuerdo en la elaboración de la versión en lectura fácil del fallo judicial. Hasta la fecha, sabemos que en el 100% de los casos en los que se les ha ofrecido esta posibilidad, la respuesta ha sido afirmativa, así como la acogida de la incitativa por parte de las personas beneficiarias.

 En  el seguimiento de la utilidad de este servicio, llamó especialmente la atención que quienes mejor aceptan la medida son los y las familiares de la persona cuya capacidad va a ser modificada. En ocasiones, los y las familiares no saben si están actuando correctamente, sobre todo en personas con un deterioro cognitivo leve, ya que son procedimientos que van a afectar a parcelas muy importantes de sus vidas. Para las familias es una decisión muy complicada, por lo que el hecho de que desde el propio juzgado se haga accesible la información a la persona hace que los y las familiares se sientan respaldados en su actuación por parte de los Poderes Públicos.

 

Conclusiones

 El proyecto de adaptación de sentencias judiciales a lectura fácil de Plena inclusión Asturias ha sentado un precedente en el acceso a la justicia de las personas con dificultades de comprensión. Reconocido dentro y fuera de nuestras fronteras, se ha comenzado a implantar en otras comunidades autónomas, ha favorecido la firma a nivel nacional de un Convenio de colaboración entre Plena inclusión y el Consejo General del Poder Judicial para adaptar textos judiciales y hacerlos de esta manera más comprensibles y, en Asturias, esperamos poder extenderlo a todos los juzgados de la región que emiten este tipo de sentencias.

Con todo ello, queremos abrir las fronteras de la información en ámbitos tan específicos como el jurídico y globalizar la compresión que la ciudadanía tiene de este tipo de procesos. Abrir las fronteras de la información a todas aquellas personas que por sus circunstancias, encuentran más barreras que otras.

Bibliografía

  • De Araoz, I. (2019). Acceso a la justicia: ajustes de procedimiento para personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. Madrid: Plena Inclusión España.
  • García Muñoz, O. (2012). Lectura fácil: Métodos de redacción y evaluación. Madrid: Real Patronato sobre Discapacidad.
  • Nomura, M., Skat Nielsen, G., Tronbacke, B. (2010). Guidelines for easy-to-read materials. IFLA Professional Reports, 120.
  • Naciones Unidas. Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Nueva York: Naciones Unidas.
  • Ministerio de Justicia (2002). Carta de Derechos de los Ciudadanos ante la Justicia. Madrid: Ministerio de Justicia.
Vota          
Resultado  12 votos
0 Comentarios
Insertar comentario

Sólo los usuarios registrados pueden insertar comentarios. Identifíquese.

Consejería de Servicios y Derechos Sociales del Principado de Asturias
Mantente informado con nuestro boletín