Consejería de Derechos Sociales y Bienestar del Principado de Asturias

Subir al inicio de la web

Intervención  proactiva con personas mayores que residen solas

Personas mayores

Begoña Gutiérrez Álvarez.  Trabajadora Social. Responsable del Programa de Inclusión Social y Comunitaria. Servicios Sociales. Ayuntamiento de Avilés.

Resumen:

En el año 2010, con el objetivo general de prever y anticiparse a las situaciones de riesgo, se puso en marcha un programa dirigido a las personas mayores de 90 años que viven solas en el municipio de Avilés.

El proyecto parte de los datos de padrón de habitantes referidos a personas de 90 o más años que viven solas. Estos datos se cruzan con los datos de servicios sociales, y se define la población diana, que está formada por aquellas personas que no tenían historia social.

La  finalidad  de este proyecto, que se fue ampliando a otros grupos de edad, es conocer  la situación de  las  personas mayores que viven solas, que no han tenido contacto con nuestro servicio y analizar  sus necesidades; intervenir y movilizar, en su caso, los recursos necesarios  que mejoren la calidad de vida de esta población, desarrollando actuaciones de  atención y preventivas  ya que este tipo de actuaciones es  uno de los principales objetivos de este Ayuntamiento para garantizar un envejecimiento digno. 

Así pues, dentro del objetivo general de mejorar la calidad de vida de las personas mayores que se encuentran viviendo solas en este municipio, se plantean otros más específicos, especialmente centrados en la detección de carencias y apoyos posibles que se puedan prestar en un proceso de acompañamiento de la persona.

En 2019 se focaliza el proyecto a aquellos domicilios donde residen 2 personas (matrimonio, pareja, familiares...) en las que ambos tienen más de 80 años y no son conocidos en nuestro servicio.

Palabras clave: personas mayores, soledad, servicios sociales, Avilés

Introducción

El envejecimiento de la población es uno de los rasgos mas característicos de la evolución demográfica de los países desarrollados durante las últimas décadas, concretamente el envejecimiento de  la población asturiana presenta niveles claramente superiores a la media española, y si analizamos la situación en Avilés, el colectivo de las personas mayores, por diversas causas que confluyen, es cada vez más amplio.

Demográficamente la pirámide de población de Avilés muestra un fuerte envejecimiento y baja tasa de natalidad, uno de los rasgos definitivos del contexto local y regional. La cuestión demográfica plantea importantes desafíos en el municipio constituyéndose como uno de los retos para los Servicios Sociales, visto que la población mayor de 65 años supone el 24,5% de la población.

El aumento de la esperanza de vida hace necesario responder a necesidades de distinto tipo, sea en el ámbito asistencial, sanitario y social en atención al grado de autonomía y situación familiar, pero también en función de los intereses manifestados por la propia persona. La edad aumenta la posibilidad de vivir en soledad.

Así, las personas que viven solas y nunca han tenido contacto con los Servicios Sociales municipales constituyen la población diana del presente programa y se les remite una carta informativa en cuanto a que se les visitará, siempre contando con su aceptación, ya que se trata de que la implementación del programa sea lo más respetuosa y menos invasiva posible para las personas mayores.

El programa está diseñado para detectar y dar cobertura a estas personas de manera integral desde un enfoque interdisciplinar, ya que incorpora disciplinas distintas pero complementarias (trabajo social, integración social, animación sociocultural y terapia ocupacional), y se lleva a cabo en coordinación con todos los recursos pertinentes en el municipio.

La finalidad  del proyecto es conocer la situación, en un sentido amplio, de las personas mayores que viven solas, analizar sus necesidades y movilizar los recursos necesarios en su caso que mejoren la calidad de vida de las mismas, ya que la mejora y la ampliación de los servicios de atención social a la ciudadanía mayor que lo necesite, desarrollando actuaciones de atención y preventivas, es uno de los principales objetivos  del Ayuntamiento de Avilés  para garantizar un envejecimiento digno.

Progresivamente se han bajado los tramos de edad, llegando a aquellos mayores de 75 años o más.

En resumen esta intervención  se diferencia de las actuaciones que generalmente se hacen desde Servicios Sociales,  por  su carácter  preventivo y proactivo, elevando de forma significativa la mejora de  calidad de vida de  estas personas objeto de intervención.

No se espera que la demanda por parte de una persona usuaria o familiar  llegue al Servicio, sino que previamente se acude al domicilio de la persona mayor para informarle, valorar la situación, acompañarles, y si procede, consensuar los recursos más  adecuados. En el caso de que la situación actual de las personas no precise ningún tipo de intervención, se le informará de los apoyos que puede tener a su disposición si fueran necesarios.  

Objetivos

Objetivos
La  finalidad del proyecto es conocer  la situación las  personas mayores que viven solas y no han tenido contacto con Servicios Sociales,  analizar  sus necesidades, intervenir si procede y movilizar  en su caso los recursos necesarios, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de esta población, desarrollando actuaciones de atención y preventivas. 

Así pues, dentro del objetivo general de mejorar la calidad de vida de este grupo de personas, se plantean otros  específicos, especialmente centrados en la detección de carencias y apoyos posibles que se puedan prestar en un proceso de acompañamiento de la persona.

Objetivo general

Conocer la situación de las personas mayores que residen solas y que no han tenido contacto con los Servicios Sociales, al objeto de valorar con ellas posibles recursos asistenciales, comunitarios, de ocio, etc. que  mejoren su calidad de vida, promuevan la participación social y ayuden a facilitar la permanencia en su medio.

Objetivos específicos

«  Informar de los servicios y recursos que están a disposición de los/as usuarios/as.

«  Detectar posibles carencias y necesidades no cubiertas.

«  Orientar a los/as usuarios/as hacia recursos comunitarios si procede.

«  Contribuir al bienestar y calidad de vida de las personas mayores, tratando de contrarrestar su deterioro cognitivo, funcional y/o emocional.

«  Colaborar en el mantenimiento de las personas mayores en la comunidad en las mejores condiciones posibles.

«  Detectar precozmente las disfunciones sociales e intervenir sobre los factores de riesgo biopsicosociales que conducen al deterioro y aislamiento de los mayores.

«  Promover el autocuidado y autonomía

«  Mejorar la acción profesional con este sector de la población.

Población diana

Las personas beneficiarias del programa han sido las personas mayores con una edad igual o superior a 75 años que, tras cruzar el listado facilitado al efecto por el padrón municipal con la aplicación GUIAS[1], se constata que no son personas usuarias de los servicios sociales.

Las personas beneficiarias de la aplicación del programa son, por un lado los servicios sociales del municipio, que lograrán cumplir su cometido en una mayor proporción al integrar en su red de atención a este porcentaje de la población que no lo estaba. Por otro lado, los propios profesionales de la atención social, al adquirir nuevos conocimientos para mejorar la acción profesional con este sector de la población y abrir nuevos horizontes para la intervención con personas mayores.

[1] Gestión Unificada de la Información para la Acción Sociolaboral. Base de datos informática del Área de Promoción Social

Actividades

  1.  Presentación del proyecto al servicio (servicios sociales), al Área de Promoción Social del Ayuntamiento y a otros: centros de día de personas mayores, centros de salud y departamentos de trabajo social de los dos hospitales de la ciudad. Se da a conocer a la ciudadanía a través de rueda de prensa y posterior publicación en los diarios regionales.
  2. Elaboración de herramientas de trabajo:
    1. Carta de presentación.
    2. Cuestionarios de evaluación.
    3. Plantillas de diagnóstico e informe.
    4. Bases de datos para verter los resultados obtenidos.
  3. Envío de carta de presentación a las posibles personas beneficiarias y creación de dos líneas telefónicas específicas para este programa.
  4. Llamada telefónica a la personas usuaria o persona de contacto unos días antes al señalado para la primera visita.
  5. Grabación en el programa “Guías” la información relativa a la persona usuaria, así como un informe en caso de que no se realizara ninguna intervención.
  6. Análisis de cada caso de las personas usuarias visitadas para valorar su situación, estudiar las posibles necesidades y planificar una segunda visita, en caso de ser necesaria, a fin de derivar a su unidad de trabajo social (UTS en adelante) o iniciar tareas de acompañamiento. Este apartado del proyecto (segunda visita) se llevará a cabo únicamente en caso de que se detecte necesidad de atención o recurso.
  7. Efectuar segunda visita en caso de que, una vez analizada la situación, se valorara algún tipo de seguimiento o tramitación de recurso. En esta segunda visita se informará ampliamente a la persona y se le derivará a su UTS para tramitar el recurso correspondiente.
  8. Se facilita a todas las personas un imán con los datos del centro de servicios sociales que les corresponde por domicilio (Avilés cuenta con 4 UTS y una central donde se ubican jefatura, programas y administración).
  9. Evaluación del proyecto.
  10. Elaboración de la memoria del proyecto.

Metodología

Intervención proactiva dirigida a personas mayores que residan en el municipio de Avilés, tengan una edad igual o superior a 75 años, vivan solas y no hayan tenido nunca contacto con los servicios sociales municipales.

Se trata de evaluar la calidad de vida de esta población diana utilizando los siguientes indicadores:

  •  los ingresos económicos
  • las condiciones de la vivienda
  • la seguridad personal
  • el estado funcional
  • la salud
  • el estado cognitivo
  • el ocio
  • las relaciones sociales
  • la valoración subjetiva que hace el usuario de su propia vida

 

Para alcanzar los objetivos propuestos en el proyecto se realizarán las siguientes actuaciones:

  • Obtención de información mediante el análisis, por parte de las profesionales responsables del proyecto, de todos los posibles recursos a los que puedan tener derecho los beneficiarios de este programa.
  • Comunicación, mediante carta, a la población diana comunicándoles la puesta en marcha del programa y su finalidad e informándoles de la visita de personal municipal a su domicilio.
  • Realización de visitas domiciliarias a todas las personas que las hayan aceptado expresamente, a fin de recabar información mediante la observación directa para detectar necesidades, percibidas como tales por la persona o no.
  • Realización de una entrevista semiestructurada, cumplimentación de los cuestionarios social y ocupacional e información a las personas usuarias de los recursos a su disposición. En caso de que la persona no acepte la visita a domicilio se intenta que responda a la entrevista telefónicamente.
  • Valoración de cada situación individual, detectando posibles necesidades en su vida diaria para su orientación a recursos disponibles o, en su caso, derivación a la UTS correspondiente para la tramitación de recursos.
  • Elaboración de un diagnóstico y preparación de planes de actuación para atender a las necesidades existentes. En casos precisos se coordinarán actuaciones con otros organismos ajenos a servicios sociales, tanto públicos como privados.
  • Seguimiento periódico tanto de la persona como de los diferentes recursos de los que pueda ser beneficiaria, dependiendo de cada situación.
  • Elaboración de una memoria evaluativa del proyecto.

Calendario de desarrollo del proyecto o iniciativa

  • Año 2010-11: personas mayores de 90 años
  • Año 2013: personas mayores de 85 años
  • Año 2014-2015: personas mayores de 80 años
  • Año 2016-2017 personas mayores de 75 años

Evaluación

Ha sido un proceso de evaluación continua, modificando el desarrollo del mismo según se han ido detectando necesidades.

  1. Observación, de manera continua durante toda la fase de ejecución del proyecto.
  2. Evaluación grupal al final del la implementación del proyecto en la que se valora su idoneidad, su validez para la consecución de los objetivos, su desarrollo y aplicación práctica, su sostenibilidad y sus posibilidades de continuidad por parte de las personas implicadas en el mismo.
Tabla 1. Resultados cuantitativos. Fuente: elaboración propia Tabla 1. Resultados cuantitativos. Fuente: elaboración propia

Resultados

Resultados cualitativos: 

Durante la ejecución del programa hemos podido constatar la buena situación general de nuestras personas mayores. No se ha encontrado a nadie absolutamente solo, aunque sí algunos con sensación de soledad; todos/as tienen en mayor o menor medida a alguien que se preocupe por ellos, generalmente hijos/as que residen en las cercanías. No obstante, sí se han detectado 6 situaciones de riesgo moderado. Estos casos ha sido informada la UTS de referencia por si procede una intervención de oficio, la demande o no la persona o familia.

 En el resto de personas beneficiarias se han detectado diferentes situaciones de necesidad (observadas en la intervención o expresadas por ellas, una común a todas ellas era la falta de información acerca de los servicios sociales municipales (situación de los centros, servicios y recursos que prestan…), así como los servicios y recursos a los que podrían tener acceso y las condiciones que deberían cumplir para ello. También desconocen que el acceso a los servicios sociales y el disfrute de los recursos son un derecho, teniendo de ellos un concepto de caridad.

Resultados cuantitativos:

El 27,5% de las personas entrevistadas necesitan ayuda en la realización de las actividades básicas de la vida diaria, y el 34,4% de los mismos necesitan ayuda en la realización de las actividades instrumentales de la vida diaria.

Uno de los aspectos que se ha tenido presente durante todo el proyecto es el de no crear necesidades que posteriormente no sea posible asumir, por lo que se incidió en la utilización de recursos normalizados y estables,  orientando a las personas a sus centros de referencia, que eran los que facilitaban toda la información o la tramitación de recursos. También se ha tenido en cuenta la continuidad, que no sea una experiencia aislada.

Recursos 

Personal necesario para llevar a cabo la experiencia:
Los propios del servicio y un/a trabajador/a social contratada a través de los Planes de Empleo municipales. En una de las campañas se incorporó la figura de terapeuta ocupacional.

Recursos materiales necearios para llevar a cabo la experiencia:  
En cuanto a los recursos materiales, se facilita un despacho en la sede de servicios sociales, un punto informático, así como el uso de un vehículo municipal para efectuar las visitas domiciliarias.

 

Vota          
Resultado  2 votos
Consejería de Derechos Sociales y Bienestar del Principado de Asturias
Mantente informado con nuestro boletín