Subir al inicio de la web

Está viendo:

El Principado aprueba las nuevas normas de habitabilidad de viviendas, que simplifican la tramitación administrativa y favorecen la accesibilidad universal

La consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela,  y del director general de Vivienda, Fermín Bravo,  presentado en rueda de prensa el nuevo decreto de habitabilidad de viviendas La consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela,  y del director general de Vivienda, Fermín Bravo,  presentado en rueda de prensa el nuevo decreto de habitabilidad de viviendas

Lunes, 10 de diciembre de 2018

  • El decreto suprime la cédula de primera ocupación, extiende su aplicación a las obras de rehabilitación y aborda las nuevas formas de habitar
  • La norma amplía el ancho mínimo de portales, trasteros y puertas interiores
  • Los pisos deberán tener una ducha a ras del suelo y eliminar los peldaños en las salidas a terrazas y tendederos

El Gobierno de Asturias ha dado luz verde al decreto que regula las normas de habitabilidad; es decir, las condiciones que deben reunir aquellas edificaciones o inmuebles que se destinen a vivienda en el Principado. La nueva disposición sobre normas de diseño en edificios, que actualiza el Decreto 39/1998, de 25 de junio y ha sido presentado hoy por la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, y el director general de Vivienda, Fermín Bravo, elimina duplicidades, simplifica la tramitación y favorece la accesibilidad universal.

Como principal novedad, la norma suprime la cédula de habitabilidad de primera ocupación exigida hasta el momento, lo que permitirá agilizar la gestión. Así, a partir de ahora, solo se deberá contar con ella en el caso de segundas y posteriores ocupaciones. De esta forma, el permiso necesario se reduce a la licencia municipal de primera ocupación, que debe garantizar que el proyecto y su ejecución cumplan las normas autonómicas de habitabilidad.

En la disposición destaca, además, la introducción de parámetros que garantizan la accesibilidad de cualquier persona, con independencia de su edad y de su situación temporal o permanente de movilidad reducida. Gran parte de las novedades técnicas van dirigidas a lograr este objetivo.

También se tiene en cuenta la evolución del sector y, ante el creciente número de obras de rehabilitación edificatoria, extiende la regulación a este ámbito, para el que hasta ahora existía un vacío normativo.

Por otra parte, el decreto atiende a las nuevas formas de habitar y hace referencia también a los modelos de carácter más o menos permanente, como los turísticos, dotacionales o colaborativos, que estarán obligados a cumplir los nuevos requisitos.

De forma general, el decreto afectará a todas las viviendas situadas en Asturias, con independencia del régimen de propiedad y uso, tanto libres como con algún tipo de protección; a las de nueva planta, a obras de intervención y a los cambios hacia usos diferentes al de residencia.

El  texto entrará en vigor tres meses después de su publicación en el Boletín Oficial del Principado (Bopa) y para su seguimiento se creará un grupo de trabajo específico en el marco del Consejo Autonómico de la Vivienda, en el que tendrán representación las administraciones, los agentes sociales y los profesionales del sector. Los proyectos que tengan solicitada la licencia municipal cuando entre en vigor la norma se regirán por los criterios de la legislación anterior, siempre que el inicio de los trabajos se efectúe en el plazo señalado en la licencia otorgada.

Principales novedades técnicas de la disposición

Las principales novedades que incluye el decreto, dirigidas a mejorar la accesibilidad universal, son las siguientes:

-    Todas las entradas de los edificios de viviendas deben ser accesibles, y no sólo el acceso principal, como hasta ahora.

-    Se incrementa el ancho mínimo de los portales y el área de acceso a los ascensores.

-    La entrada a los trasteros pasa a tener un ancho accesible para sillas de ruedas.

-    Se introduce el concepto de accesibilidad universal para buzones y timbres.

-    Las viviendas deberán tener, al menos, una ducha de una dimensión mínima de 0,80 metros y completamente enrasada con el resto del suelo del baño.

-    Los tendederos y terrazas tendrán el paso hacia el interior de la vivienda totalmente nivelado con el suelo, sin peldaños o saltos.

-    El dormitorio principal aumenta sus dimensiones para garantizar el paso hacia la ventana en silla de ruedas.

-    Todas las puertas interiores deberán ser de 0,80 metros de paso, frente a los 0,70 metros actuales.

 

Otras novedades recogidas en la norma:

-    Al menos en una de las áreas de convivencia deberá garantizarse  la entrada del sol, con el fin de mejorar el confort y la eficiencia energética. Por tanto, no podrán edificarse viviendas con todas las estancias orientadas al norte.

-    Las plazas de los garajes y sus viales de circulación tendrán mayores dimensiones.

-    Todos los edificios deberán contar con una dotación mínima para guardar bicicletas y para la recarga de vehículos eléctricos.

-    Los edificios podrán dotarse de espacios comunes para lavado y secado de ropa.

 

Vota          
Resultado  1 votos
Consejería de Servicios y Derechos Sociales del Principado de Asturias
Mantente informado con nuestro boletín